Tips de escritura #1: Organización

by - 18:40

¡Hola, hola! ¿Cómo están el día de hoy? 

   Hoy les hablaré directamente a los escritores y escritoras que visitan este blog. No importa si recién empiezas, o estés acostumbrado/a a escribir, aquí te mostraré algunos tips que yo utilizo para organizarme a la hora de escribir. 

   (No quiere decir que soy perfecta escribiendo, soy una novata que tras un par de años supo organizar algunos escritos. Se aprende de los errores, hasta hoy me cuesta poner en práctica ciertas cosas.)


   Comencemos: 



   Para crear una buena trama, personajes y espacios, necesitamos nuestra mente. Ese cerebro preciado de donde saldrá cada palabra que redactemos. Despejemos cada mal que se interponga a la creación de esta historia.


  • Plantea tu objetivo: ¿tu historia tendrá alguna enseñanza? ¿Cuál será? ¿Qué quieres que tenga lo que escribes? ¿Qué crees que necesita? ¿Cómo serán tus personajes? ¿Y tus espacios? Y, por supuesto, ¿qué quieres crear? 
  • Construye una base: necesitas saber cuál será la base de tu historia, pensar los puntos más importantes, marcar qué será lo que identifique a nuestro libro/cuento/relato. 
  • Trata de concéntrarte: crear algo de la nada no es fácil, y necesita gran parte de tu tiempo... y ganas. No puedes querer hacer algo sin concentrarte en ello. Tu historia necesita de tu atención, es como tu hijo/a. Déjate llevar por la creatividad e imaginación, pero a la hora de plasmar palabras y organizar tus pensamientos, concéntrate.
  • No te dejes llevar por el estrés: si notas que no puedes organizar una buena historia, no te alteres más de lo humano. Es normal que nos estanquemos, perdamos los hilos o no sepamos como seguir, pero si crees que lo que estás haciendo lo vale, entonces, no lances todo a la basura. Si analizas sin precipitarte, escribes con pasión y logras organizarte, todo seguirá su rumbo mientras no te dejes hundir y sepas lo que haces. Algo que me ha servido para lograr organizar mis ideas luego de una traba es releer lo que tengo escrito (o lo repensar lo que tengo pensado) y ver cuáles son los problemas que no se logran resolver, marcar cada error y tratar de solucionarlo sin perder el hilo de la historia.

Organizar tu mente puede ser difícil, pero clave para un buen progreso.



   NO dejes que la historia salga de tus manos. Debes marcar el inicio, el desarrollo, el problema, el desenlace y el final. Y no sólo eso, sino que, luego de saber la base y el/los conflictos principales, necesitas organizar los hechos que llevaran a tales cosas.
   Es normal crear una historia y tener ciertos finales alternativos, o finales escritos antes que el principio. Pero nunca debes dejar que la historia vaya por si sola sin tu tomar sus hilos. Si comenzaste a escribirla y sientes que no sabes cómo avanzar. no avances. No te fuerces a crear algo que está desorganizado, en cambio, escribe otras cosas. Relata mini-historias que pasaron dentro de la principal, escribe ciertas escenas para que no sean olvidadas y las logres utilizar después. 
   No puedes dejar oxidar la trama y los personajes, pero tampoco puedes forzarlos si simplemente no sale. Aclara cada punto y, luego, escribe hasta morir.



   Una buena historia con una mente organizada, necesita organizar a sus protagonistas. Lo pondré de una forma clara: tus personajes son tus hijos... y tus hijos necesitan tener horarios. No quiero decir que escribas de Marta a las cinco y la mandes a dormir a las nueve, no. Quiero decir que necesitas saber quiénes son tus personajes, adoptarlos, tratarlos (y escribirlos) como si fueran personas normales y reales. No puedes decir que quieres que 5 personajes protagonicen tu libro sin un porqué, o un para qué. 
   ¿Tienes un buen tema? Genial. ¿Tienes una buena redacción y ortografía? Te felicito, pero... ¿tienes personajes de relleno que no se sabe para qué rayos están ahí? Eso no sirve. Tienes que crear mentes que influencien a tu historia, todo debe tener un por qué o para qué. 
   Una vez que tengas personajes bien desarrollados (y no planos sin mente ni razón), puedes organizarlos y colocarlos en tu libro. 
   Un consejo que les doy para la organización externa es escribir la personalidad de cada uno. Si te aburre (como a mí) el estar haciéndolo de una forma básica, puedes hacerles como unas entrevistas a cada uno. Plantea cómo reaccionaría en situaciones específicas y logra que eso se demuestre en tu escrito. También puedes hacer algunas fichas técnicas que te ayude a la hora de seguir con tu historia (si desean las que utilizo yo, sólo pídanlo y se las pasaré en otro apartado). 



   Parece obvio, pero sí, organiza tu exterior. 
   A algunas personas les molesta escribir en la computadora, otras adoran la máquina de escribir. Algunos no pueden con gente a su alrededor, otros aman el ruido. 
   Debes conocer cuál es el ambiente perfecto para que redactes de la forma más pura y creativa. Y, una vez que organizas el exterior, podrás desarrollar ciertos rasgos que no veías antes. Aclarar tu espacio sirve para organizarte y concentrarte, siéntete como en casa.
   Aclaración: no quiero decir que todos los escritores y escritoras del mundo hagan una especie de ritual antes de empezar a redactar. Digo, amo escribir en mi cama, pero lo he hecho hasta en clases de matemática. Sólo prueba diferentes formas de hacerlo y ve cuál te sale mejor. 


   ¡Hey! Tienes todo en orden para empezar con tu historia, pero... oh... el tiempo. Ese maldito tiempo que te carcome y nunca te deja hacer nada. Ese reloj que cambia y cambia y tú no avanzaste siquiera cien nuevas palabras de tu libro. 
   Nunca tendremos el tiempo que deseamos y, a veces, cuando lo tenemos, los deberes y el trabajo nos dejan tan cansados que sólo queremos dormir. No te sientas mal por eso, es normal y horrible, pero siempre hay una solución
   Organiza tu agenda: los deberes, el trabajo, el tiempo "libre". Cuando organices tus tiempos en la escuela y/o trabajo, tal vez, sólo tal vez, tendrás aunque sea media hora para escribir algo. No te presiones, nunca es bueno, debes entender que a veces el mundo nos devora (y no está bien), pero no dejemos que la realidad nos gane por completo. En tu camino a tus obligaciones, en el autobus, en el coche, piensa cómo seguirás tu historia hoy. Cuando estás en el baño, cuando empiezas a quedarte dormido/a. Y cuando veas una chance, ¡escribe! ¡Escribe hasta que te duelan los dedos! 
   No lo dejes: la historia y los personajes se oxidan, inclusive puede ser más difícil retomar que comenzar. No dejes que las veinticuatro horas te ganen. Debes organizarte para tener un balance, y sé que puedes




¡Y eso ha sido todo por hoy! Ojalá les hayan servido estos tips/consejos que yo utilizo. Recuerden que no soy una profesional, pero sé que todos podemos organizarnos y lograr nuestro objetivo (y eso que soy bastante desorganizada). 

¡Nos leemos la próxima!




.

You May Also Like

0 comentarios

Gracias por leer :) ¡No te olvides de dejar un comentario!